Friday, October 02, 2009

Casi 3 meses sin postear, si no los han sido ya. Me cuesta contar a estas horas. Y escribir. Suelo ser tan distraído que la gente se pone nerviosa al constatarlo. Ni siquiera retrocedo, ahora mismo, para ver si efectivamente ha pasado esa cantidad de tiempo. En resumidas cuentas, hoy, cuando las lluvias arrecian y el techo que pinté en verano se me llena de manchas de humedad -y considerando que hemos arreglado el tejado ya 3 veces- puedo decir que la época de vacaciones la pasé muy bien. Vino mi padre de visita, estuvo casi un mes, se divirtió muchísimo, según pudimos comprobar y él mismo insistir. La alegría no duró mucho, luego de que a pocos días de que regresara a Chile, me comunicara el fallecimiento de mi abuela, ya muy longeva. Mucha pena para todo el mundo. Me hubiera gustado poder estar allá.

Ente tanto, he hecho nuevas amistades en torno a la literatura . La mayoría son compañeros valenciano-latinoamericanos (hay dos chilenos aparte de mí) reunidos en torno al Kaf Café, cosa que me tiene lleno de ilusión, porque se cocinan proyectos muy interesantes surgidos entre conversaciones y risas, cenas y lecturas. Ya les iré informando. Se prevé que antes de fin de año salga mi libro Animal Escaso, por ediciones Idea, lo que me tiene contentísimo, nervioso y espectante. En cuanto se asome del horno, subiré algunos poemas. En fin, ya he regresado y espero postear con más regularidad.

---------
PD. En la foto, con mi padre, en el Palau de la Música en Valencia. La Segunda, también con él, algo más jóvenes, junto con mi abuelo y mi abuela, cuando aún vivían, y mi sobrino Alejandro, hoy adolescente y gran deportista. Por otro lado, me acabo de enterar que le han dado el Premio Nacional de Poesía -español- a Juan Carlos Mestre. Muchas felicitaciones, y qué bien merecido se lo tiene por su excelente libro La Casa Roja.

6 comments:

Viktor Gómez said...

Estamos de buenas nuevas. Ganas ya de ver y leer tu libro, Animal escaso, ganas de ver a Mestre y darle un abrazote.

Empezó bien el otoño.

buen finde,

Víktor

Pedro Montealegre said...

Muchas gracias, Víktor, por pasarte por aquí. Nos vemos en anda. besos.

kb said...

Aúpa Pedro, desde La Rioja y como no puede ser de otra manera, abrazos!

Lucas elkoalapuesto said...

bienvenutto again!

Lola Torres Bañuls said...

Mis condolencias por la abuela. La vida es así.

Enhorabuena por tu libro. Lo leeré con una ilusión enorme, me gusta mucho como escribes.

En cuánto a Mestre me alegro por él. La Casa Roja me parece un libro muy interesante.

Un abrazo Pedro.

baudelaire3 said...

Jooder: al fin, cómo se te echaba de menos. me voy ahora pronto en una semana a Chile, ¿te acuerdas de ese lugar??

Hablemos, perdí tu correo porque mi computador pasó a mejor vida.

Beijos,

C