Friday, February 10, 2006



¿Qué significa un chico de cerámica con una mariposa en la mano? Verdaderamente, el regalo de una de las primas de Manuel llama la atención dentro de su aparente inocencia, su reproducción mágica en todas las estanterías de las casas, como si fuera imposible liberarse de un muchacho como ése, o una pastora, o un payaso de porcelana con la cara triste. Se trata de una vibrante cursilería que está allí, formándonos a todos, siendo parte de nuestra subjetividad, completamente asumidos a encontrarnos tarde o temprano con un personaje así, en el verano imaginario de la superficie, ante un Mississippi que no está. Bucólico. Inocente. No le acompaña el color ciruelo del escritorio. Parece totalmente concentrado en su mariposa. Parece Tom Sawyer. Me gustaría saber lo que pensaba la prima cuando lo compró. ¿Qué le regalamos a estos chicos? Pareciera que debajo del regalo hay una fina ironía. Algo así como ¿qué podría desear una pareja de homosexuales recién casados? Y pareciera que la respuesta cae por su peso. Un chico. Una mariposa. Los dos pendientes uno del otro en la biblioteca, quizás dando ese toque almibarado entre la intelectualidad pujante de los serios y densos tomos de la estantería.

4 comments:

baudelaire3 said...

Pedro: cosa curiosa, llegué a tu blog a través del de la Rocio Ceron, la poeta mexicana, vieja amiga. Todo se conecta. Espero que remotamente al menos te acuerdes de mí. Ahora vivo en Yanquilandia desde hace un par de años, convertido en pater familias, que no sé muy bien lo que significa ni tampoco creo comprender a cabalidad las responsabilidades que involucra. Pero trato. Sobre todo por mi hija que es demasiado, demasiado, demasiado. Te mando por ahora un abrazo desde Coralville,

Cristian Gomez O.

p.d: había encontrado unos poemas tuyos por Internet, en una revista no sé si valenciana o de donde, pero ahora me ha encantado tu blog.

Pedro Montealegre said...

Cristián, desde luego que me acuerdo de ti, sobre todo en la medida que algunos artículos tuyos aparecen por ahí sobre poetas chilenos. Verdad ha sido lo de la coincidencia. Rocío cerón ha sido muy amable conmigo, aún sin yo conocerla personalmente. Me alegro, por otra parte, que estés arraigado como "pater" y con "familia" incluida en USA. Estamos casi en las mismas ¿Estás doctorándote?. Yo, desde diciembre, casado de acuerdo con la legalidad española y con las mismas responsabilidades de las que me hablas tú. Aún no tengo hija, ni hijos, y ya veremos con el tiempo si viene alguno. Te agradezco el abrazo y el que hayas visitado este balbuceo de Blog. Perdona que no te responda en el tuyo, porque se tratan de críticas y artículos y me sabía mal saludarte sin opinar algo sobre el texto en sí (la mayoría, para mi desgracia, libros que no he leído). Me gustaría que me dieras tu dirección para enviarte mi poemario recién salido de la olla. Otro abrazo para ti. Y espero que no perdamos el contacto.

bohemiamar said...

No sé qué pensaria la primita pero la figura es bonita, tiene ternura e inocencia y por qué no nos íbamos a sentir atraidos por ella los más grandes? Un beso.
bohemiamar.

aprendiz said...

De pendejo soñaba con el día en que una golondrina se posara en mi mano… así de gay

Nunca ha pasado aun

Pero una noche, en la popa de un barco que hacía la ruta Jamaica-Cuba, de muy noche, en medio del mar, una golondrina pasó valonado frente a mi vaso de ron….