Wednesday, April 26, 2006

Han venido de visita, directamente desde Zaragoza, los poetas Eduardo Fariña y Diego Palmath, chileno y peruano respectivamente. Los dos residen en la capital "Maña" y coordinan junto con Nacho Comeras y "El Ruso" la revista experimental La Caja Nocturna. Llegaron los dos antes de ayer en un día soleado. Luego de invitarles a subir los innumerables escalones del Miguelete, la torre principal de la Catedral de la ciudad del Turia, cansados, la lengua afuera, las piernas adoloridas, pero con la mirada fresca por las preciosas vistas que desde allá arriba se ven, conversamos dos jarras de "Agua de Valencia" en el Café de las Horas. La literatura y la política (¿hasta cuándo se las va a diferenciar?) estuvieron sobre la mesa; también me contaron de su revista, que ha sido reseñada por el poeta peruano Harold Alba. Vemos en la foto de la derecha, al poeta Fariña, sentado en uno de los típicos vanos de las casas de Manises, llenos de cerámica. También vemos a la izquierda a los coordinadores de la revista, Comeras, a Eduardo, a "El Ruso" y a Diego. Que la publicación siga adelante. Un salud para ellos. Con agua de Valencia, desde luego.

1 comment:

Mora said...

Ahora también tengo un lugar donde girar detrás de la pantalla, y ya que lo tengo lo primero es saludarte, decirte que te quiero, que estés bien, que mandes poemas frutales y que pronto nos visites.