Saturday, March 31, 2007

"Se puede racionalizar la historia de la poesía y del arte moderno para enmascarar su carácter subversivo. Pero aun como diversión y moda, la poesía sigue siendo subversiva, sigue destruyendo los sustentos de un orden viejo al ir construyendo los sombríos sustentos de uno nuevo".

Jerome Rothemberg

Hace tiempo que no escuchaba un recital tan intenso. Fue un tsunami de ritmo, de violencia, de compromiso -de compromiso político con los más desposeídos- el que ayer pudimos presenciar. Se trataba de poesía. La de Jerome Rothemberg. Gracias a la gestión de Gabriel Viñals, que dirige la editorial Germanía, en la ciudad de Alzira, y enmarcada dentro del ciclo poético organizado por el local Ignacio Ellacuría, este poeta neoyorkino -que reside en California- ha hecho una de las grandes lecturas que se han visto en Valencia en los últimos años. Leyó en inglés y en castellano. Por si las moscas, había una traductora a la cual prácticamente no necesitó, ya que él supo explicarse muy bien. No sabía de él hasta ahora, y la prensa lo aclara: "Es uno de los principales poetas de su generación y figura sobresaliente de la cultura norteamericana actual. Su labor pionera como poeta y fundador del movimiento de la etnopoesía, dedicado a rescatar la poesía arcaica y oral de las culturas ancestrales, es uno de los aportes decisivos a la cultura de hoy. Su obra incluye más de setenta libros de poesía. Durante la contracultura de los sesenta fue protagonista en el 'Grupo de Nueva York' y el portador más notable de la poética de esa generación. Actualmente reside en California junto a su esposa la antropóloga Diane Rothenberg. Ha participado en centenares de festivales y conferencias en todo el mundo".

Aquí van algunos de sus poemas. Pincha arriba, en su nombre, y podrás leer más.


hambre
1

los prisioneros, sentenciados a muerte
alrededor del mundo
los escuadrones de fantasmas hambrientos casi como ejércitos
que suben y bajan por las calles
siempre detrás de tu casa
nunca enfrente
donde el muro brillante dice al mundo
"aquí vive un gigante feliz"
yo mejor me fugo
no más terror y no más pérdida de la memoria
promete el guardia
le digo: no quiero tener nada que ver con esto
aunque sea un sueño —y lo es—
en la sangre las enzimas son las mismas
todos los prisioneros están marchando y no pararán
hasta que te aplasten
hasta que tu ojo —que ya no está enfocado hacia el camino
ni hacia el letrero sobre la iluminación
del supermercado— cuelgue en tu mejilla
la quijada chueca
lejos de tu cara, la piel
peculiar, pastosa como un tipo de tierra
suelta y desmoronada
¿qué será de ti y qué será de todos nosotros
antes del tiempo del gran cambio
del milagro?
el cuerpo es una institución sin remordimiento
se me escapa sin embargo lo respeto
mucho, no obstante lo igualo con este poema
otra metáfora sobre la muerte
los ejércitos del mundo no respetan
la carne
pasan sus llantas
sobre ella, la trituran hasta hacerla sombras
con sus llantas

2

(...) el hambre del hombre rico
lo deja marchito
porque no termina
él dice "mamita chula", le canturrea
con la voz que lo hizo famoso
se comen el sexo unos a otros
luego se comen el sexo de otros
inventan nuevas hambres
hambre de poder y de hierba
hambre de sueño e insignias
hambre de salchichas hinchadas
hambre de piernas hinchadas
hambre de los sonidos de niños hinchados
hambre de presagios
hambre de fachadas
hambre de reyes
hambre de muerte irreversible
hambre de un monumento al hambre
que sin embargo sólo el hombre rico puede inventar
esperan hambres futuras
que los sirvientes les darán a cucharadas
conducen al funeral y a gimnasios
unos y otros se dejan dólares tostados en los platos
el hambre del hombre rico
se alarga hacia la luna
quiebra el mundo a la mitad
y lo reparte
primero a su novia, su amor
se deshacen en lágrimas
la banda toca "satisfaction"
pero ellos siguen comiendo
"hasta el fin del tiempo”.

9 comments:

safrika señorita said...

Disfruté en el recital de Rothenberg, con ese final tan dadaista. :)
Bien es cierto que habría estado bien una traducción completa de los poemas, bien leídos por él bien por otra persona. La fórmula utilizada al leer el que termina con ese Uds Son Hamburguesas fue perfecta. Primero una traducción al castellano y luego un recitado brutal, que me puso la piel de gallina. Fue, según mi humilde opinión, lo mejor de todo y creo que habría estado mucho mejor para aquellos que no controlamos inglés en exceso que se hubiera hecho así todo el tiempo.
El recitado de ese poema me recordó un poco a tu manera de hacerlo, que ya te comenté me pareció fantástica.
Este mensaje también es la excusa para dejarte la dirección de mi blog, que utilizo un poco como espacio para subir cuentos, poemas, reflexiones... bueno, sobre todo poemas. El día 13 de Abril recitaré en el Ateneo Libertario de Valencia, en el barrio del carmen. De todas maneras ya dejaré algún que otro mensajito por aquí para recordarlo, por si te/os apetece ir.

La dire del blog es www.safrika.blogspot.com y mi correo es safrika@gmail.com
Los poemas en el blog están sin repasar, y en fin un poco lo que comentamos el otro día.

Un abrazo

safrika

Pedro Montealegre said...

Safrika: muchas gracias por aparecerte por aquí. De verdad quedamos muy encantados con el interés que manifestaron el día que fuimos a conversar con ustedes al taller de poesía junto a Quique y los demás. Por otra parte, veo que coincidimos en la apreciación de la lectura de Rothemberg: yo quedé a-lu-ci-na-do ¿Qué opinaron tus compañeros de él? Espero que hagan una pandilla que dé qué hablar, pues veo que hay muchas ganas en vosotros de juntarse, debatir, planear cosas: que esa energía no se pierda, y, sobre todo, no dejen nunca de leer, de escribir, y de cuestionarse las cosas. Leeré tus blogs con atención y ya te digo algo. Me gustaría saber si tus compañer@s también tienen bitácoras o páginas donde cuelguen sus cositas. En fin, espero que no perdamos el contacto, un abrazo. Pedro

Gari said...

Alumnos del taller a la carga:

No me pude quitar en toda la noche el ritmo del recitado de Rothemberg, absolutamente hipnótico.
Desafortunadamente, al igual que varios de mis compañeros, no pude comprender varios de los poemas que Rothenberg nos recitó.
Al igual que Safrika, la intensidad del recitado me recordó a tu estilo... absolutamente genial e intenso.
Pero debo insistir en el problema de la traducción, una lástima enorme!!

De lo que sí que puedo estar muy contento es del esfuerzo de tanta gente del taller por venir al recital, parece que la cosa marcha y que nos vamos a ver las caras bastante a menudo, espero poder asistir pronto a algun otro recital suyo! Te aseguro que te ganaste adeptos!

Un saludo ;)

Gari

Pedro Montealegre said...

Gari: va para ti (para vosotros) mi agradecimiento por pasarse por este humilde y desabrido blog. De verdad. Espero que podamos contar con más recitales -y ojo, una lectura en voz alta "especial" ayuda, pero finalmente los poemas son los que se leen: conozco muy buenos poetas que les da mucha timidez leer sus textos en voz alta- y en fin. Decía que también podamos contar con vuestra presencia e interés en esos recitales. Y si no los hay, pues organicen ustedes alguno con sus textos, que lo repito: me morí de ganas de escucharlos, y mis compañer@s dijeron lo mismo. También insisto: no dejen de juntarse, lean mucho, sobre todo, léanse los poemas que escriban y sean honestos, pero no decapiten a ninguno; pero lo mejor: un poeta chileno pedía a las nuevas generaciones, y esta petición la hago extensiva para ustedes, que no se nieguen el placer de leerse los poemas que les gusten. Me refiero al pequeño placer (que también hay placeres muy críticos) de juntarse entre todos a leer poesía.

Loredana said...

suertaza tienes.

baudelaire3 said...

Aunque nunca lo he escuchado recitar, conozco a Rothenberg desde hace años. Acá en Yanquilandia es, en efecto, una de las figuras más importantes de lo que se agrupa más o menos (in)exactamente bajo el rótulo de poesía alternativa o experimental. Me gustó mucho este post aunque no así las traducciones: pero son los años los que me están afectando. Sólo pasaba para saber cómo estás y saber de ti y terminé, como de costumbre, metiendo la cuchara. Date una vuelta por el epígrafe,

Cristián

baudelaire3 said...

Pedro: estoy medio deprimido y abrumado y ni me contestas. Shame on you. ¿Haya llegó la primavera? Te lo pregunto porque aquí está haciéndose de rogar. En dos días parto a Texas, que para mí suena como ir al otro lado del mundo. Un simposio que se llama Poéticas de las Américas (eso da para mucho).

En fin,

grande abraço

Cristián

Pedro Montealegre said...

Loredana: sí, ya creo que tuve suerte. Verdaderamente hace mucho tiempo no vi tan buen rollo entre los que estábamos ahi.

Andrés, perdona la demora: me encuentro enfrascado en el estudio de la lengua catalana. La próxima semana tengo mi primer examen gigante. Y también estoy nervioso. Y debo (por fin) viajar a Madrid por otra cosa que pondré en el post que viene. Y casi no me ha dado tiempo ni siquiera de pasarme por el blog. Y llevo un retraso e varios días. No te deprimas, Cristián. Que ir a un simposio de poéticas latinoamericanas siempre da alegría. Supongo, porque todavía no voy a ninguno, y me muero de ganas de ir. Ya me paso por tu blog y digo alguna cosita. Un abrazo gigante. Pedro

Pedro Montealegre said...

Pucha, Cristián, de nuevo te dije Andrés. Perdona, ya ves como estoy yo de borracho con las buenas noticias que me vienen y eso que no he bebido una gota de alcohol hace siglos. Siglos. Perdóname.Por fi. Pedro. YA te conté que tengo la manía de cambiar los nombres sin querer queriendo. También tengo dislexia, y me cuesta determinar la izquierda de la derecha. Menos mal que no hablo de política.