Saturday, April 26, 2008

El trigo del Loco

Arturo Méndez Cons

EditorialCocó


EN VEZ de toda la paz elegimos volvernos locos
una pesadilla de sepias borrosas

y tenedores de corcho y masticar peces fluorescentes

y derramar el elefante de sangre que llora sobre una página

Merecía la pena arrimarse al traqueteo de la ortiga, a la sabiduría del neón

ahora, años más tarde, me doy cuenta, era imposible no desear siempre más
No había logro pero tampoco opciones

Conocíamos la ficción de las palomas, sólo veíamos sus cráneos
diminutos y frágiles como cáscaras deshidratadas en el hoyo

Nuestra meta era un ir y venir de llagas desatadas

Idioma donde se observa la vidriera prohibida

Flujo en el bigote y filosofía en el hígado sin culpa. Vaginas, lectura y vigilias

Dormíamos el celuloide con un jardín de hilos y mimbres sin perfume o cloroformo
Es innecesario decirlo

pero hacía calor sobre la cuneta aunque no nos disparaba nadie

y no vivíamos en Hollywood

Pero silbábamos delante de todas las sirenas
con destreza alfa de tulipán salvaje

Nuestro cómputo de carne y sudor llenaba el aire de lejía
Y nos deseaban sólo las mujeres que no amábamos
pero era posible jugarse la vida por una tontería
y nos importaba bien poco si tú
o ella

O para maldecir la tierra inmóvil, vete tú a saber si no
preguntábamos con lengua ciega a la hora de las rosas mudas

para esparcir el sonido de una estela precaria como coroneles viudos conscientes de sus

medallas
Sin tiempo apenas para pensar en nada

Después de todo este camino, no he encontrado a nadie como tú

Con los trenes me distraigo y en un túnel. El tuyo
El mío, sigo buscando aún

El resto del mundo me odia
Sólo tú no me odiabas
Pero yo escribo a diario
y ni hay olvido

ni arrepentimiento.

----------

Pd. Aquí, un fragmento del prólogo que hice a este libro que ha salido calentito del horno. Un abrazo, Artú, poeta joven de Valencia.

No puedo decir con certeza –o responsablemente– con qué otros textos, autores o poéticas dialoga El trigo del Loco, porque siempre en la etiqueta hay una política expresa o solapada de la simplificación; el hecho de proponer una fácil maniobrabilidad de los productos artísticos para soslayar los peligros de lo que se escapa de cualquier tipo de cota. Así que decir realismo sucio, surrealismo –¿surrealismo sucio?– es una tentación frívola y quizás injusta. Los capítulos se introducen con epígrafes de Bukowsky, Leopoldo María Panero, Césare Pavese, y no podríamos restringir a esas lecturas lo que podemos leer y descubrir, los ecos que forman la espesura significativa del texto. Podemos, quizás, vislumbrar el tránsito de un sujeto alucinado, maravillosamente alucinado y pasional por la urbe, por su relación con el otro o la otra o consigo mismo en los recovecos y esquinas de esa gran manzana real o imaginada. De ahí se desprende esa extraña o rara sabiduría de la que nos habla Foucault al principio. Esta poesía –quizás como todas pero con mayor intensidad– devela una forma urgente de conocimiento, una sabiduría extraviada en una forma de luz no del todo visible, sólo por los ojos inocentes, pero no leves, del loco del tarot, sus espigas de trigo enredadas en el pelo, a punto de saltar a un vacío blanquísimo como una página, los ojos que la leen.

Pedro Montealegre

Manises, 26 de Diciembre, 2007

6 comments:

Cucaracha homicida said...

Mil gracias por habernos acompañado anoche, Pedro. Y por estar.

Este libro es una pasada, desde luego.

Un abrazo,

g

Pedro Montealegre said...

Gari, lo de la noche del sábado (un macrorecital de poetas en el Café de las Horas) ha sido uno de los mejores que han habido el último tiempo. Enhorabuena a ustedes que lo organizaron muy bien. Y el libro, pos lo digo en el fragmento del prólogo. Un abrazot.

Estel_Julià said...

Hola Pedro,

Yo también estuve allí, aunque por poco espacio de tiempo, no tuve la oportunidad de conocerte, aunque tengo bastantes referencias tuyas por nuestra directora del Taller de poesía en valenciano de la UPV, Begonya Pozo.

También una compañera. Lola Torres, compartirá cartel contigo en la presentación del libro de Julio Espinos el próximo 6 de mayo en la Casa del Libro.

Me he tomado la libertad de anunciar el evento en mi blog y además linkarte al tuyo. Lo he visto por encima y me ha gustado.

Mucha suerte.
Recibe un saludo,


Estel J.

Pedro Montealegre said...

Estel, muchas gracias por linkear la presentación, de verdad, y espero que nos conozcamos finalmente allí. Un besottttt

PERRO MALO said...

eres un sol

Luciérnaga said...

había visto lo de arturo pero no lo había leído. he de decir que me parece cojonudo, auténtico, fuerte, me gusta el extracto que has puesto Pedro. Y por supuesto tus mots.