Monday, May 04, 2009


Se ha publicado en México la antología Sin red ni salvavidas. Poesía contemporánea de la América Latina (Secretaría de Cultura de Colima-CONACULTA, México, 2009), compilada por Rocío Cerón y Rodrigo Castillo. Le agradezco a Rocío que me haya incluido, y sobre todo, saludo este enorme esfuerzo que lleva desde hace años: publicar y promover la poesía latinoamericana reciente. Un beso para ella con lengua y lenguaje, sin tapabocas, porque lo de la gripe porcina, o gripe A como le dicen ahora, es un invento que cruje por todos lados. ¿Qué querrán tapar con esto?

Lamento, por otra parte, no poder reproducir la maravillosa reacción de un grupo de periodistas del Diario de Colima en México ante la entrega de esta antología a estudiantes: hace días la encontré y trataba de obscenos y de perjudiaciales para la juventud algunos versos que extractaba de la muestra, entre los que ponían un verso mío... (ellos aseguran que transcriben la queja de los padres, pero no se molestaron en contrastar fuentes: así es que dirigida la nota sí que estaba). ¡Hemos logrado nuestro propósito! ¿Cuál es la labor del poeta sino pervertir a la juventud? Muahahahahaha (risas satánicas). Hace tiempo que algo no me hacía tanta ilusión. Intento encontrar en google nuevamente el Pdf donde estaba la nota pero se perdió y no la puedo exponer tal cual. Lástima. Sin embargo, la iglesia también ha hablado. Abrir comillas: "Es basura el libro que reparte el gobierno. El libro Sin red ni salvavidas que distribuyó la Secretaría de Cultura del Gobierno del Estado en escuelas primarias y en el que se pueden leer palabras y frases altisonantes en contra de la Iglesia y de la mujer, fue reprobado por el rector de la Catedral Basílica Menor de Colima, Jesús Mendoza, pues representa una ofensa a la Iglesia, a los sacerdotes y a la mujer. Señaló que la edición contiene lecturas en las que se ofende a la Iglesia; además de exhibir a la mujer de manera negativa con textos que no son los adecuados para formar a las nuevas generaciones". Rocío no se ha quedado callada, y ha respondido el embate con un gancho mortal: "la peor obscenidad es la ignorancia, es mucho más obscena que la obscenidad misma". Puedes leer toda la nota aquí.

Una cosa está clara. Estoy seguro de que la antología ahora se va a leer más que nunca. Más allá de estas polémicas (que en realidad me han hecho ilusión, porque ser acusado de obsceno era una de mis mayores fantasías), vayan para Rocío y asociados un gran abrazo. Fuerza. Garra. Ánimo, chiquillos, que ya han ganado. Y sigan peliando por dar un hueco a la poesía latinoamericana actual. Contra viento y marea. Sin red ni salvavidas, nunca mejor dicho.

3 comments:

Daniel said...

Jo tío, atacado por los padres y denostado por el clero de un golpe... eso sí que es tener éxito carajo!!!

Pedro Montealegre said...

Daniel, pues así nomás ha sido. Gracias por pasearte por aquí.

.h.h said...

yo mismo andaba entregando el libro en las calles , a los niños y jovenes en especial, pues coincidio que fui invitado a colima a dar unas conferencias y aprovechamos de celebrar el dia del libro regalando libros en las calles, seguro que ese que te acuso de obsceno era un cabro bien feo y bien traumao que le di el libro de pura mala y le dije que pusiera ojo a tus textos

beso

.h.h