Saturday, May 23, 2009

Transfusiones

"No hablo, claro está, de sangre real. Hablo de sangre poética. Y ésta qué es sino lecturas y experiencias conjuntas que alimentan el concepto de grupo, que definen de algún modo esa amistad o sus respectivas identidades estéticas, y todo aquello que se concreta por medio de la publicación que hoy tenemos aquí. Sebastián, Pablo y Guillermo, como casi todos los poetas, son ávidos devoradores de libros. Por los tubos quirúrgicos imaginarios que van de una colección de poemas a otro, en direcciones opuestas o múltiples, podemos ver sangre latinoamericana caracterizada por las lecturas de César Vallejo, Vicente Huidobro, José Lezama Lima, Pablo Neruda, pasando por los ecos del Siglo del Oro español y la Generación del 27. Esta con-fusión queda también expuesta por la coincidencia de que tenemos aquí a un uruguayo, un chileno y un valenciano, todos residentes en tierras del Levante. Transfusiones rompe con lo que últimamente se viene leyendo en estos lares. En mi opinión, aparece como un oportuno e interesante respiro estético en la medida que expone su diferencia y se instala en un espacio necesariamente conflictivo, caracterizado por literaturas nacionales, regionales, y otras nómades. Se ofrece, menos mal, como una de muchas vías para sentir y valorar lo que llamamos poesía o tradición poética local. De más está decir, que escogen uno de los caminos más duros, considerando el panorama actual de lo que se escribe aquí y más allá. ¿Por qué? Por tratarse del cuestionamiento del propio lenguaje a través de la imaginación: el hecho de crear imágenes nada fáciles ni digeribles y descomponer las convenciones lingüísticas –política heredada de nuestros padres vanguardistas– como procedimiento para subvertir la realidad y sus usos desde el mismo acto de escritura". (Extracto de la Presentación que les hice ayer, en Librería Primado)


Sebastián Vítola


Gregorius Blata Orientalis


Habla Gregorio y es cucaracha frívolo y nonato espina escucha y cartón, valiente casi sordo del ojo izquierdo y tose amor por todos los agujeros de la cara. Gregorio despierta llorando sin el crujir de la antenas, esa piel no le combina repitió toda la noche, repitió el ajo eructando cañerías, no hay cosuelo dijo, incluso llora. Fuma Gregorio repelentes spirales, viscosas son sus manos mordidas extrañando la cloacas, extrañando el oscuro rincón, tuberías turbias son las venas sus antenas blátidas y su mamá también hinchada en el desagüe. Gregorio bebe fumigándose del frasco de la abuela teje los sueños en la cama donde muere cada día un centímetro más. Un centímetro más cada día se hunden los pies del cascarudo, hecho hombre horror qué pena.

Pablo Camus

Perturbación de un Tac Tic

No hay lecho, un tac tic de carne
presenta las obscenidades del tacto, y el desplazamiento
de un tic de tac, polvoreando lunas.
En el tic, se respiran los funerales de un trueno,
la tormenta golpeando, robles de primavera.
En el tac, se encarcela al perturbado y al clínico de granja,
un tac de tic, fornicando caminos extirpados,
la ciudad beligerante, y al espacio
tiritando en el tejado del cielo,
tic tac,
se roza, el tintineo y las olas ajeadas, de tac de tic
en un grito afiebrado de espacios,
de cuerpos, de silencio y fracturas, bebida de inviernos,
y el púrpura taconea, rumiar de hombres, el oleaje,
las perturbaciones, un tac de tic que fermenta
en la música de tac tic, las extremidades de un verso.

Guillermo Roqués

Plato Combinado

Don Aberrante mira el plato,
volante que conduce de la baba al higadillo,
frugal volante,
rueda de la noria circundante de su flema,
lunar atropellado y palma estomacal para el recuelo.

Don Aberrante y boca,
como dos hermanos sin cordón ni conjeturas,
de la baba
al hueso en las blanduras de una cama compartida,
un pelín pelaguisantes y un mondado aliento en servilletas...

Don Aberrante y boca,
boca y plato y plato roto y cucharilla.

----
Pincha arriba en Transfusiones y ve más cosas de ellos en su blog.

6 comments:

Viktor Gómez said...

Es una alegría que emana vida y multiplicidad, que se celebra en la palabra, también en la corporeidad, una poética y otra y una más que en su triple astucia y logro nos reconcilian con el arte creativo y la escucha activa.

Pablo, Guillermo y Sebastian avivan con sus Transfusiones los yermos del presente, la muy atiborrada antesala de la poesía. Y han confirmado en Librería Primado lo que sus discretas y serenas intervenciones vinieron dando a conocer en otros espacios.

Estamos de enhorabuena!!!!

Y además presentaron a 3 poetas para un segundo libro.

Besos y abrazos a todos y todas,

Víktor

Arturo Borra said...

Yo también me sumo para felicitar a estos poetas amigos y también a vos, querido Pedro, por los cobijos que das.
Dicho sea de paso, me encantó el epígrafe de tu blog... "Seamos espejos, no monedas". Eso sí: espejos de lo que está todavía por venir...
Un abrazo fuerte para todos
Arturo

Pedro Montealegre said...

Víktor, Arturo, me hubiera gustado haber compartido esta presentación con ustedes, pero los azares de la literatura, la familia y la vida cotidiana, otra vez, se pusieron en medio. Espero que nos veamos pronto. Abrazos.

TRANSFUSIONES said...

Gracias Pedro,

una vez más, por cedernos tu tiempo para presentar el libro y, ahora, tu espacio.
Gracias Víktor y Arturo por el cariño, y espero que con nuestra "leve incursión" podamos aportar algo más al debate (en términos de dialéctica y suma) en torno a la poesía.

Nos veremos por otros "cobijos".

Un saludo

Pedro Montealegre said...
This comment has been removed by the author.
Pedro Montealegre said...

Muchas gracias a ti, Guillermo, por pasarte por aquí, y a ustedes por la oportunidad de leerles, y de presentarlos. ¡¡Pasen a visitarme!!!