Tuesday, March 28, 2006

Mi familia ha llegado de visita directamente desde Chile. Una -mi madre- desde Santiago; el otro, mi hermano, desde Puerto Varas. Mis temores se diluyeron cuando vi que llegaron sanos y salvos sin problemas en la policía ni en la aduana, y sin declarar, menos mal, las maravillosas mermeladas de grosella y de murta, los vinos chilenos -el Carmenere y el cabernet sauvignon Casillero del Diablo- que ya hemos probado golosamente. Estos 3 días se resumen en: paseos por Valencia ya soleada, por Manises igualmente soleada; hincharnos con cenas y comidas y tapas y lo que esperan -no ncesariamente los míos, que no esperan nada sino que estemos aquí- los familiares turistas de unos anfitriones como nosotros en la primera ciudad europea que conocen. Los extrañaba y me regalan su cariño y la actualización de mi "acento".

pd: el "rojo", como siempre, es Manuel.

4 comments:

GABRIEL said...

No sabía que eras chileno, con razón la afición por Bolaño. No se si conocer a Fuguet, es de los X, de los jovenes, narrativa contemporanea, whatvere, pero me gusta su escritura. Ayer asistí a una charla con Elena Poniatowska, fue increible, terapéutico, renovador. Me sensibilizó escuchar a una mujer tan sabía, tan humildemente sabia y bueno, protno voy a escribir sobre ella, apenas termine mis malditos examenes que me hacechan desde enero.

Saludos y espero que te hayan traido también una botellita de pisco Capel.

S. XXI

Pedro Montealegre said...

Sí, soy chileno, pero ni nacionalista ni chovinista, pese a lo que dije antes del vino y las mermeladas. Es que son sabrosísimos... La afición por Bolaño me vino porque éste es un gran escritor -se puede discutir eso: sé que me me produjo una reacción muy buena, sobre todo porque no le tiene miedo a la dificultad, ni a poner en juego dialogías, y juegos de diferente claridades y oscuridades narrativas-, y no necesariamente porque haya sido un "compatriota". Fuguet, al menos el primer Fuguet, que he leído ("Sobredosis", "Malaonda"), no me gusta. Quizás tiene cierta fluidez, cierta claridad enunciativa entendible en la que se reconocen escrituras que pretenden acercar su lectura a lo que supuestamente representa un lector joven, con problemáticas supuestamente propias de él, pero que en realidad son re-escrituras y aplicaciones de un modelo anglosajón, (influencias sobre todo de Salinger)que no logra abarcar lo que pretende. Son claras. Fluidas. Pero acríticas, autocomplacientes con el mismo modleo que las genera. No profundiza más allá del hastío narcisista de sus personajes. No me gusta su autodefendida estética posmo como el triunfo estético e ideológico de un modelo de sujeto consumidor de cierta clase acomodada. No creo que se pueda comparar -sé que no lo has hecho- a Bolaño con Fuguet. A Poniatowska la leí hace mucho. Y verdaderamente la olvidé. Un abrazo.

aprendiz said...

Pucha que es rico sentirse hijo, hermano…
Es decir, pucha que rico es cuando lo ejerces y sientes las miradas, las voces en el oído, las manos en las manos, el aroma a la niñez, el sabor a vientre

(Que raro, las palabras vientre y útero las aprendí de ti)

Cariños a raudales a los cuatro

GABRIEL said...

Recien leo lo que pones sobre Fuguet, pues si, bajo ninguna circumstancia lo compararía con Bolaño, bajo ninguna, sin embargo creo que es un exponente de esa generación nueva de escritores, mediocres si quieres llamarlos asi (pero no en un sentido peyorativo si es que cabe no entenderlo de ese modo) pero que en esa mediocridad expresan su epoca, su realidad. Usando tus palabras es una juventud acrítica, autocomplaciente con el mismo modleo que las genera y en parte por eso me gusta leer a estos semi famosos porque veo en sus libros y sus personajes situaciones que entiendo porque yo también soy un mediocre y apático, un simple ciudadano más del S. XXI. Y en especial amoral, eso si que me gusta ser.

Oye no se si has leido algo de Xavier Velasco, "Diablo Guardian" por ejemplo o al mismo Ray Loriga que solo escribe de rock y folladas salvajes. A mi me encantan ambos escritores, de Velasco puedes leer sus e-books (su especialidad) en: www.fullmoontonic.com.

Un abrazo

Gabriel