Tuesday, December 06, 2005


Ayer Manuel me tomó esta foto promocional. Esto último es mentira, porque la sacó a petición mía para subir mi escuálido ego porque me encontraba algo triste. Ante los resultados, me dijo, mira, podrías publicarla en tu nuevo juguete. Minutos antes, había agarrado la cámara minúscula pero curiosa y, como los profesionales del rubro de los simulacros, empezó “ponte así, ponte asá, gira, sube, baja, esconde la guata, no respires”. Yo, obediente y sumiso, esta vez. Tiene muy buenas ideas, y con nuestro pigmeo ojo digital pudo sacar lo más aguileño de mi perfil, mirando hacia el sol imaginario de la lámpara. Hoy es martes. Hace 4 días que nos casamos según las leyes del estado español, cosa que viene a reafirmar lo que desde hace 5 años ya teníamos –más o menos– claro: que queríamos iniciar un proyecto juntos de convivencia basada en el amor, el respeto y la entera complicidad.

No dejamos de tener nuestras reservas ante en hecho de este bautizo social o estatal, que, por otra parte, innegablemente amplía un derecho, que como tal, ya es cuestionable tanto para heterosexuales como para homosexuales (bisex, o trans): me refiero al hecho de estar “fichados” o “marcados” culturalmente, identificados ante un aparato ideológico estatal que, al mismo tiempo, te da un analgésico político pero te quita por otro; que te normaliza ante los ojos del “desarrollo” occidental y te clava el cuchillo por la espalda, o se lo clava a otros sólo para que tú, narcotizado, estés feliz tus cinco minutos de gloria. Y eso que la idea que nos mueve a Manuel y a mí es precisamente cuestionar identidades. Esta labor se nos hacía muy difícil teniendo dos pasaportes diferentes. Pues sea como sea, nos casamos. Igual nos pusimos contentos. ¿Qué nos estará indicando ese dedo en la foto que salimos juntos?

5 comments:

Mauro said...

Fuera de lo anecdótico que puede ser el matrimonio en sí, me pone contentísimo verte feliz, te casaras bajo las lyes de España, Chile o Tumbuktú... la cosa es esa: ser feliz, y mejor aún si lo hacemos quebrando esquemas... deconstruyendo. No te sientes un poco Cristóbal Colón?? yo me sentiría así...
Besos, abrazos... que pronto os daré...

Pedro Montealegre said...

Gracias, Morito. Al menos tenemos ese derecho aquí. Escuchaba los debates en Chile. Bachelet fue confusa en relación a ellos: creoq eu habló de una ley de pareja de hecho, si es que se hace algo ¿Fue así, o lo que escuché fue mi propio deseo?

maritza said...

Felicidades Pedrito. Desde Puerto Varas ....Maritza

Pedro Montealegre said...

Muchas gracias Maritza,¿Todo bien en Puerto varas? ya me contarás. Un beso y qué sorpresa verte por el Blog.

Paola Segovia said...

Querido Pedro:estoy muy contenta de verte tan feliz en estas fotografías de tu blog y de que hayas formalizado un familia.
Te enviamos mucho amor y toda nuestra energía positiva para ti y tu esposo.
Paola,Claudio y Martín.
Cerdanyola del Vallés, Barcelona, España.
Felices fiestas de fin de año¡
Bon Nadal..